¿Qué hacer ante un traumatismo dentario?

​​​​​​​LOS TRAUMATISMOS ORALES SON MÁS FRECUENTES DE LO QUE PIENSAS.

La mayoría de ellos se producen como consecuencia de actividades deportivas. Otras causas son los accidentes domésticos (caídas) y los de tráfico. 


Los traumatismos pueden originar diversas consecuencias: herida o contusión, fractura e incluso avulsión (salida completa del diente de su emplazamiento habitual).

 

TIPOS DE TRAUMATISMO

Heridas o contusiones en partes blandas de la boca. Pueden afectar al labio, mucosas y lengua. Siempre hay que lavarlas y desinfectarlas. Comprobar el estado de los dientes y del hueso

El golpe desplaza el diente (luxación) de su alveolo, aunque sin expulsarlo del todo. Se aprecia que el diente se ha movido de su sitio habitual y suele presentar cierta movilidad.

El traumatismo ha fracturado un trozo de diente de mayor o menor tamaño. La fractura puede haber producido afectación de la pulpa (nervio). En este caso el diente se oscurecerá con el tiempo.

El golpe ha sido tan fuerte que ha expulsado completamente el diente de su alveolo (avulsión).
 
 

EN TODOS LOS CASOS
 

Consultar al dentista de inmediato y pedir certificado a efectos de seguro de accidentes.

 

CONSERVAR EL DIENTE
 

En suero fisiológico, leche o en la boca (debajo de la lengua).

 

ACUDIR DE URGENCIA AL DENTISTA

0