El dentista puede ayudar a la detección precoz de la diabetes

diabetes_en_viladecans - El dentista puede ayudar a la detección precoz de la diabetes
La evidencia científica ha demostrado que existe una relación entre la diabetes y las enfermedades periodontales. 

De hecho, la periodontitis dificulta el control de la glucemia y aumenta el riesgo de sufrir complicaciones derivadas de la diabetes, explican desde la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA). Es por ello que los profesionales de la salud bucodental pueden jugar un papel importante en su detección, habida cuenta de que en España más de dos millones de personas desconocen que padecen diabetes, apuntan desde la asociación sin ánimo de lucro Compromiso y Seguridad Dental (CSD).

Diabéticos y salud oral

“Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de caries dental como consecuencia directa de la hiperglucemia. En otras ocasiones se ven afectadas las encías o los tejidos que rodean al diente produciendo gingivitis y periodontitis”, aclara el doctor Héctor J. Rodríguez, ex Patrono de la Fundación de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración y colaborador de Compromiso y Seguridad Dental. Además, un estudio reciente comprobó que los pacientes diabéticos tienen un 50% más de riesgo de perder piezas dentales.

Las personas con diabetes pueden además sufrir otros problemas bucodentales, como sequedad de boca y boca ardiente. Y poseen más riesgo de padecer infecciones bucales por hongos y una curación más lenta de las heridas. A los pacientes diagnosticados con diabetes tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacionales se les debe aconsejar que se realicen un examen bucodental y periodontal completo, indican desde la SEPA.

Cuidados dentales en pacientes diabéticos

Mantener el nivel de glucosa sanguínea adecuado es muy importante para preservar la salud bocal. Hay que intentar disminuir el riesgo de enfermedad periodontal ya que esta dificulta a su vez el control glucémico, aclaran en CSD.

Es recomendable visitar al dentista cada seis meses y hacer controles rutinarios de estado de la boca y las encías. En el caso de sangrado, heridas, llagas, pérdida de dientes o dolor de boca, se aconseja acudir al odontólogo cuanto antes.

Así pues, las medidas de higiene bucodental son esenciales para evitar las enfermedades de las encías. Y tras un tratamiento periodontal, estas son fundamentales para prevenir recaídas. Es necesario cepillarse después de cada comida y usar el hilo dental diariamente. También cabe recordar que el tabaco afecta negativamente a la boca y además agrava la enfermedad periodontal.