Ética odontológica: una responsabilidad social (2)

image-1042458-Ética_odontológica_I.jpg
Las disposiciones de este Código son de obligado cumplimiento por parte de todos los dentistas en el país, tanto de los que ejerzan su profesión habitualmente en España, como de aquellos que pudieran hacerlo temporalmente o de forma esporádica en el territorio español.
El principal propósito para la promulgación de estos códigos es el de proteger los derechos de los pacientes, dando siempre prioridad a sus intereses. Algunos de estos derechos son los siguientes:

Trato igualitario
Todas las personas que acudan a la consulta odontológica deben ser tratadas con respeto, sin importar ninguna característica personal, como la etnia, el sexo o la religión, o la condición social del individuo.


Información sobre tratamientos
El odontólogo debe explicar al paciente con la mayor claridad cada uno de los procedimientos que se lleven a cabo, ofreciendo siempre todas las alternativas terapéuticas posibles y resolviendo cualquier duda.
Del mismo modo, el paciente debe ser informado sobre los riesgos que pudieran darse en la realización de los tratamientos. Además de la transmisión verbal de dichos riesgos, el paciente deberá firmar un consentimiento escrito, en el que se detallen las posibles complicaciones.

Calidad en el servicio
Los odontólogos deben asegurarse de que los pacientes reciban una asistencia de calidad, adecuada para sus necesidades y circunstancias personales, teniendo siempre presente la voluntad de la persona.
Del mismo modo, deben comprometerse a realizar tratamientos para los cuales se encuentren plenamente capacitados y formados. La formación continuada del dentista a lo largo de su carrera profesional es un deber, para poder brindar así una adecuada atención odontológica.
Confidencialidad y almacenamiento del historial clínico
Los odontólogos deben hacer un registro del historial clínico de cada paciente, con sus respectivos consentimientos y todas las pruebas diagnósticas que se hubieran realizado.
Tanto estos documentos como cualquier otra información relativa al paciente que el dentista pudiera manejar se gestionarán de manera confidencial y privada.
 
Incumplimiento de la ética profesional odontológica
En el caso de que este profesional incumpliera cualquiera de las normas éticas estipuladas se le atribuiría una falta disciplinaria, tipificada en los Estatutos de los Odontólogos y Estomatólogos y de su Consejo General.
La corrección de esta falta disciplinaria se hará según el procedimiento definido en dichos Estatutos, en los específicos de cada Colegio y demás normativa.
Todos los dentistas deben velar por que se cumplan con los requisitos de calidad y el cumplimiento de los principios éticos, por lo que están obligados a controlar y denunciar las prácticas odontológicas que pudieran afectar a la correcta atención sanitaria de los pacientes.
Podemos apreciar que la ética odontológica debe estar muy presente en el día a día de todos los profesionales dentro del sector odontológico. Como siempre, la clave está en el buen trato al paciente y en construir con este una relación sana, transparente y de respeto mutuo.