Ética odontológica: una responsabilidad social (I)

image-1042459-Ética_odontológica_II.jpg
El bienestar bucodental supone una parte imprescindible de la salud general del paciente. Por ello, el dentista debe adquirir un gran compromiso, sin escatimar esfuerzos, con el objetivo de mejorar esta parte tan importante de la salud de toda persona.
Es fundamental que el estudiante de Odontología adquiera no solo las habilidades propias de su profesión, mediante conocimientos científicos y técnicos, sino que también reciba formación sobre la ética y la responsabilidad propia de su labor.
 
Introducción a la ética odontológica
 
Cada país promulga sus propias normas éticas que regulan la actividad de los dentistas. Los códigos de ética deben ser una guía orientadora para estos profesionales de la salud.
En España, el Consejo General de Dentistas redactó El Código de Ética y Deontología Dental Español, que recopila los valores morales, normas éticas y principios deontológicos que regulan la conducta y actividad profesional del dentista.
Ha habido casos en los que pacientes han acudido a las instituciones para presentar sus quejas e incluso denuncias contra sus dentistas por un mal tratamiento odontológico recibido. Estos casos dañan la imagen del colectivo y tiene sus consecuencias tanto a nivel social como económico.
La aplicación de un código ético odontológico busca mejorar la relación entre profesional y paciente haciendo que esta sea sana y transparente. El conocimiento y la puesta en práctica de estas normas éticas y valores favorece el éxito en la actividad profesional y evita situaciones de insatisfacción por parte de los pacientes.