Gestión psicológica en aislamiento por Coronavirus - Tema 5

POSITIVISMO VS ESTRÉS

Positivismo vs Estres - Dental Beyer

Además de las recomendaciones y datos sobre hábitos de sueño, alimentación y ejercicio físico, podríamos agregar:

image-1088820-1_nr-16790.jpg

Cuida tu ocio y tiempo libre: Hay una gran oferta de ocio en línea gratuita para disfrutar de tu tiempo libre: conciertos en streaming, museos virtuales, libros y revistas, películas y cortometrajes, teatro y ópera en línea, entre otros.

image-1088820-1_nr-16790.jpg

Usa el sentido del humor. El humor es una emoción que te ayuda a reducir la angustia y mantener el miedo (otra emoción) a raya. Un buen sentido del humor no puede curar todas las dolencias, pero puede ayudarte a sentirte mejor, incluso si tienes que forzar una risa a través de tu mal humor. Cuando te ríes o sonríes, aunque sea de manera fingida, no solo aligeras tu carga mental, sino que también causan cambios físicos positivos en tu cuerpo, liberan hormonas de la felicidad y la composición de tu torrente sanguíneo cambia. La risa aumenta el ánimo y mejora tu respuesta al estrés. Puedes leer algunos chistes, contarlos, ver programas de humor, comedias o hablar con amigos que sean alegres y divertidos.

image-1088820-1_nr-16790.jpg

Saca tu parte positiva: Por fin tienes un momento para parar y reflexionar sobre tus tiempos y los próximos pasos que quieres dar. Puedes aprovechar los momentos de calma para pensar en proyectos que nacen de tu capacidad creadora y que, por falta de tiempo, tenías apartados.

image-1088820-1_nr-16790.jpg

Reconoce las cosas que no puedes cambiar: Cambia su perspectiva. Acepta, sin alterar, que hay cosas que por mucho que te esfuerces no puedes cambiar. Pero puedes buscar maneras de afrontarlas de la mejor manera posible, de hacer pequeños cambios que te ayuden a sobrellevarlas de una manera más positiva y saludable. Intenta desarrollar una actitud más positiva ante los desafíos. Puedes hacerlo reemplazando los pensamientos negativos que te resultarán a la mente por otros más positivos, por ejemplo.

image-1088820-1_nr-16790.jpg

Haz algo con lo que disfrutes. Cuando el estrés te tenga decaído, haz algo con lo que disfrutes, para ayudar a ponerte en pie de nuevo. Puede ser algo tan simple como leer un buen libro, escuchar música, ver tu película favorita o hablar con un amigo. O comenzar un nuevo pasatiempo u afición. Sin importar lo que elijas, intenta hacer al menos una cosa al día que sea solo para ti.

image-1088820-1_nr-16790.jpg

Enciende la música y ponte creativo: escuchar o tocar música es un buen calmante para el estrés porque puede proporcionar una distracción mental, reducir la tensión muscular y disminuir las hormonas del estrés. Sube el volumen y deja que tu mente se deje absorber por la música. Si la música no es uno de tus intereses, dirige tu atención a otro pasatiempo que disfrutes, como la jardinería, coser, dibujar, cualquier cosa que requiera que te concentres en lo que estás haciendo.

image-1088820-1_nr-16790.jpg

Escritura: Encontrar una manera de encontrar la ansiedad puede hacer que te sientas más manejable. Algunas investigaciones pueden ayudar a llevar un diario y otras formas de escritura pueden ayudar a las personas a lidiar mejor con la ansiedad.


Recuerda que solo se trata de una situación temporal , que pasará y de la que todos hemos aprendido mucho, de nosotros mismos y de los demás.


Y si en algún momento sientes que no eres capaz de manejar el estrés por tí mismo, es posible que desees hablar con un médico profesional o considerar un terapeuta o asesor que puede ayudar a encontrar otras maneras de lidiar con el estrés. Según la causa de tu estrés, también es posible que te ayude unirte a un grupo de apoyo.