La importancia de no descuidar la salud bucodental: mucho más allá de una bonita sonrisa

dentista_castelldefels - La importancia de no descuidar la saludbucodental

No siempre prestamos la atención que debiéramos a la salud bucodental, que la Organización Mundial de la Salud define como la ausencia de dolor orofacial, cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otras enfermedades y trastornos que limitan en la persona afectada la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar, al tiempo que repercuten en su bienestar psicosocial.

Y son las personas mayores de 65 años y los niños menores de 7 los que menos acuden al dentista según los datos del Observatorio de la Salud Oral en España. Una decisión poco acertada si tenemos en cuenta la cantidad de problemas para la salud que pueden derivarse de la falta de control profesional unida a una deficiente higiene bucodental.

La importancia de mantener una boca sana y cuidada adquiere cada vez mayor relieve, tanto por cuestiones de salud como estéticas y funcionales. En el caso de las personas mayores, acuden de forma menos regular, en parte porque en ocasiones creen que sus afecciones bucodentales no se pueden solventar. Se trata de un grave error, puesto que esta dejadez empeora su calidad de vida y repercute en la salud, estética y funcionalidad de su boca.

En el caso de los niños, es recomendable que las visitas al odontólogo se inicien en torno al año de edad, de modo que podamos revisar caries y encías. Además, es muy importante orientar a los padres sobre medidas concretas a la hora de instaurar unos buenos hábitos de higiene oral, asi como seguir una serie de consejos:

· Visitar al dentista dos veces al año de modo preventivo.

· El cepillado es una parte fundamental de la higiene diaria por lo que es recomendable contar con un buen cepillo y revisar su estado.

· El cabezal del cepillo se debe colocar en posición horizontal, con una inclinación de unos 45 grados.

· Los movimientos deben ejercerse en dirección vertical de arriba abajo y viceversa.

· No hay que olvidarse de limpiar la cara interior de los dientes y la superficie de masticación, que debe cepillarse con movimientos horizontales.

· Otras herramientas, como el hilo dental, los cepillos interdentales y el colutorio o enjuague bucal, son básicos para prevenir la formación de sarro, evitando la aparición de enfermedades como la gingivitis.

· Es conveniente evitar alimentos muy ácidos o azucarados ya que pueden debilitar el esmalte dental y producir caries.

· Por contra, el consumo de frutas y verduras protege contra el cáncer de la cavidad bucal.

· Dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol disminuyen el riesgo de cánceres de la cavidad bucal, periodontopatías y pérdida de dientes.