¿Cómo afecta la diabetes a los dientes?

Una de las cosas más importantes es controlar los niveles de azúcar en sangre, y así poder mantener los niveles de glucemia lo más normal posible. Además, es recomendable ir al dentista de forma periódica, por lo menos una vez cada seis meses.​
Los dientes deberán ser cepillados tres veces al día y siempre después de cada una de las comidas. Para completar la limpieza lo ideal es utilizar hilo dental y colutorio para remover la placa y las bacterias que se depositan entre los dientes.
Si la persona tiene dentadura postiza se deberá extremar la higiene y el estado.
Además, se deben realizar tratamientos periodontales, cuando sea necesario para conservar en buen estado el hueso y las encías.
En algunos casos, las personas que padecen diabetes pueden sufrir el síndrome de la boca seca o xerostomía. Para evitar estos problemas usar chicles sin azúcar y tomar agua con frecuencia para evitar este problema.

0