Porcentajes y causas de la perdida de dientes

Más del 7% de la población de entre 65 y 74 años es totalmente desdentado

Las tres principales causas de la pérdida dentaria son la caries, la enfermedad periodontal y las fracturas de dientes.

La pérdida dental, también conocida como edentulismo, suele ocurrir con más frecuencia en personas de avanzada edad, pero también puede darse en cualquier etapa de la vida, por lo que es muy importante saber cómo prevenirla.

De acuerdo con los datos de la Encuesta de Salud Oral en España 2020, cerca del 56% de los adultos jóvenes de 35-44 años han perdido al menos 1 diente, siendo de 2 la media de dientes ausentes. En el grupo de 65-74 años la media de dientes perdidos se eleva a 11, el 9,5% presenta 16 o más dientes ausentes y el porcentaje de desdentados totales es del 7,3%.

 

La caries, la enfermedad periodontal y las fracturas dentarias son las causas más habituales de la pérdida dental:

• Una caries muy profunda puede llegar a provocar la pérdida del diente, debido a la destrucción de los tejidos.

• La enfermedad periodontal avanzada (piorrea) destruye el hueso de sostén del diente, produciendo la pérdida del mismo.

• Algunas fracturas dentarias, sobre todo las que afectan a la raíz, pueden hacer imposible la reconstrucción del diente.

Otros factores como la diabetes, la presión arterial alta o la artritis reumatoide, también favorecen el edentulismo. Asimismo, la ausencia de higiene bucodental, una dieta que contenga alimentos perjudiciales para la dentición o el tabaco y el alcohol, son otros motivos por los que se puede producir la caída de dientes a cualquier edad.

 

Es importante realizar visitas periódicas al dentista para detectar posibles patologías y tratarlas a tiempo, impidiendo que el problema bucodental o la enfermedad se desarrolle hasta provocar la pérdida del diente.

 

Recomendaciones para prevenir la pérdida dentaria

• Una buena higiene bucodental, cepillándose, al menos, 2 veces al día con pasta dentífrica fluorada, sin olvidar la higiene interdental (con cepillo interdental o seda dental), una correcta limpieza de la lengua y renovar el cepillo cada tres meses.

• Los traumatismos, sobre todo en la práctica del deporte, pueden ser causa de pérdida de dientes y se previenen con el uso de protectores bucales.

• También es fundamental evitar malos hábitos, como morderse las uñas, usar los dientes como herramientas, fumar y beber alcohol.

 

• Visitar al dentista, al menos, una vez al año es una buena manera de prevenir la caída dentaria. El odontólogo puede diagnosticar a tiempo una patología que podría derivar en la pérdida del diente.

• La alimentación es un punto esencial a la hora de prevenir la pérdida dentaria. Para ello, es necesario seguir una dieta saludable, rica en verduras, pescado y frutas, ingerir alimentos con calcio y no tomar azúcares.

 

0