Porque sangran las encías y como evitarlo

Existe la falsa creencia que el sangrado es normal y que puede ocurrir por haber utilizado un cepillo más duro o haber mordido torpemente. No obstante, los expertos advierten que si las encías sangran puede ser porque tienen una enfermedad.

La razón principal del sangrado es la acumulación de placa, que puede causar una enfermedad conocida como gingivitis o inflamación de las encías. Mientras más tiempo permanezcan la placa y el sarro sobre los dientes, más daño pueden hacer. 

 
 
Existe la falsa creencia que el sangrado es normal y que puede ocurrir por haber utilizado un cepillo más duro o haber mordido torpemente. No obstante, los expertos advierten que si las encías sangran puede ser porque tienen una enfermedad.

 

La razón principal del sangrado es la acumulación de placa, que puede causar una enfermedad conocida como gingivitis o inflamación de las encías. Mientras más tiempo permanezcan la placa y el sarro sobre los dientes, más daño pueden hacer. 


¿Cómo detectarlo?
Si una persona tiene gingivitis, las encías se enrojecen, se inflaman y sangran fácilmente. Esta es una de las razones por las que sangran las encías.

 

La gingivitis es una enfermedad que puede curarse con una limpieza periódica realizada por un dentista, además del correcto cepillado y el uso del hilo dental a diario. 

 

Sin embargo, cuando la gingivitis no se trata puede convertirse en una periodontitis, que es una inflamación alrededor del diente. Las encías se alejan de las piezas dentarias y forman espacios o bolsas que se infectan. Con el tiempo, los dientes pueden aflojarse y habrá que extraerlos.

 

Factores que pueden aumentar el riesgo de tener problemas de encías:

Fumar y beber alcohol
La edad, es más común cuanto mayor es la persona
Sufrir diabetes
Tener un sistema inmunitario debilitado, por condiciones como el VIH o algunos tratamientos
Sufrir malnutrición, es decir no tener niveles adecuados de nutrientes en la dieta
El estrés
La existencia de empastes mal ajustados, de dientes apiñados o de prótesis mal colocadas
Cambios hormonales propios del embarazo
Déficit de vitamina K, que interviene en la coagulación de la sangre
Usar cepillo de cerdas demasiado duras o utilizar incorrectamente el hilo dental
¿Cómo mantener los dientes y las encías sanas?

Cepíllate los dientes luego de cada comida usando una pasta de dientes con flúor
Usa hilo dental regularmente para remover la placa entre los dientes o usa un cepillo especial o un palillo de madera o plástico que recomiende el especialista
Visita al dentista regularmente para chequeos y una limpieza profesional

0