Skip links

El mal aliento en niños

La halitosis o mal aliento en niños puede aparecer de forma transitoria o permanente a cualquier edad. De hecho, incluso se puede observar mal aliento en bebés.

Las causas de halitosis en niños pueden ser muy diversas, pudiendo ser desde un mal aliento con origen en la cavidad bucal hasta una halitosis patológica de origen sistémico. Por este motivo, el mal olor de boca en niños debe ser siempre una señal de alerta. Esto significa que, ante esta situación, los padres deben consultar siempre con el odontopediatra y/o el pediatra. Entre las diferentes causas del mal aliento en bebés y niños, la más frecuente es tener una higiene bucal deficiente. Sin embargo, cabe insistir en que la halitosis puede ser síntoma de alguna enfermedad. De este modo, nunca se debe minimizar el problema y es fundamental encontrar la causa para poder tratarla.

También hay que tener en cuenta que la halitosis en niños pequeños puede acomplejarles y producir una alteración en la relación con los amigos y compañeros de escuela.

Causas del mal aliento en niños

Identificar la causa del aliento fuerte en niños es el primer paso para poder tratarlo. Las principales razones por las que los más pequeños pueden presentar halitosis son las siguientes:

Cómo tratar la halitosis en niños

En caso de detectar mal aliento en los niños, lo primero que se debe hacer es evaluar su higiene bucodental.

Si resulta deficiente o inadecuada, se debe mejorar con hábitos que incluyan el cepillado de dientes supervisado tras cada comida, el uso de hilo dental y enjuague bucal adecuados a su edad, así como la limpieza de la lengua.

Para saber cuál es la mejor rutina de higiene bucodental para bebés y niños, hay que consultar con el odontopediatra.

Paralelamente, hay que recordar que se deben realizar revisiones periódicas al odontopediatra para poder prevenir y detectar cualquier enfermedad bucal que pudiera causar halitosis.

Siempre que el odontopediatra considere que el mal aliento no procede de la cavidad bucal, derivará al especialista correspondiente. Principalmente, el pediatra. También, siempre que la halitosis vaya acompañada de malestar general y otros síntomas.

🍪 Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia web.